El Ejercito Federal antes de la Revolucion se habia equipado con lo mejor que el dinero podia comprar, fusiles Mauser, ametralladoras Hotchkiss, cañones de 75 mm de tiro rapido. Ciertamente aun existian en los depositos viejos fusiles reglamentarios Springfield model 1861, usados en Oaxaca y otros estados sureños, que increiblemente, seguian en activo aun en 1916.

Por otro lado los revolucionarios dependieron desde el principio de la armas disponibles en el mercado civil norteamericano, como las Carabinas Winchester .30-30 "el arma que conquisto el Oeste", la necesidad era urgente, hacian falta todas las armas disponibles, y se compraban como fuese, en el pais entraron Remington model 8, en particular .30 por ser el calibre mas usado, armas Alemanas, Belgas, Japonesas, y particularmente americanas.

Segun la revolucion iba avanzando, se necesitaron nuevas armas para reemplazar las perdidas, los norteamericanos vendieron nuevos fusiles de cerrojo, entre nuevos Springfield M1903 y armas civiles, se ha especulado sobre la llegada de un cargamento de Kragg Jorgenson M1892, pero de ellos no he visto ninguna foto o uno en un museo. Para 1917, las tropas Obregonistas lograron conseguir nuevas ametralladoras Browning, aunque el periodo final de la guerra aun no esta muy claro, no he encontrado registros confiables sobre las ultimas remesas de armamento a Mexico.

En manos civiles hubo durante el conflicto una gran variedad de armas, viejos fusiles ingleses o españoles de la Epoca de la Independencia, armas capturadas a los franceses o norteamericanos, en las guerras contra esos paises, fusiles de caza y una gran cantidad de revolveres. Durante la Revolucion se capturaron mas armas, modernos fusiles Springfield M1903 arrebatados a las fuerzas de Pershing en las multiples derrotas que sufrieron en el pais, pero la presa mas codiciada era el Mauser, miles de rifles se perdieron, solo en la Batalla de Paredon, una fuerza federal de 5000 hombres fue destruida por la Division del Norte, pero solo se capturaron 3000 fusiles, los 2000 restantes quedaron en manos de soldados que huyeron, desertaron o simplemente vendieron sus armas para regresar a su tierra.

Aun ahora se encuentran armas viejas por todas partes, en la campaña de despistolizacion del ejercito no es raro encontrar carabinas Winchester .30-30, y en el mercado de la Lagunilla o de Tepito aparecen viejos fusiles Mauser, algunos en perfecto estado de funcionamiento, otros oxidados y con la madera podrida, despues de que sus propietarios los enterraran y jamas volvieran por ellos, hace no mucho tiempo vi el inconfundible cañon de una Hotchkiss ahi.

VISITA A NUESTROS PATROCINADORES:
Tienda
TIENDA DE MODELISMO EL VIEJO MARINO

HOSTING ESPECIAL PARA HOTELES

LIBRERIA MILITAR

publicidadwebrush.info